Propiedades

La yaca es una fruta sumamente versátil, así como se pueden elaborar platillos salados con la fruta verde, la fruta madura se puede consumir como fruta fresca, usar en licuados, postres, smoothies, etc.

El sabor de la fruta madura es parecido al del mango, combinado con plátano y piña.

Existen diversos estudios que revelan las propiedades nutricionales y medicinales de la yaca.

La fruta contiene vitamina A, vitamina C, tiamina, niacina, riboflavina, calcio, fósforo, potasio, hierro, cobre, magnesio, manganeso y zinc, entre muchos otros nutrientes. La yaca tiene un bajo contenido calórico: 100 g de yaca solo contiene 94 calorías. 

Es una rica fuente de potasio con 609 mg por cada 30g de carne de yaca. Los estudios demuestran que los alimentos ricos en potasio ayudan a disminuir la presión arterial, mejorar la salud cardiovascular y promover el buen funcionamiento de los músculos.

Otro beneficio de comer yaca es que es una buena fuente de vitamina C. Lo cual es un potente  antioxidante que protege al cuerpo contra los radicales libres, fortalece el sistema inmunológico y promueve la absorción del hierro.

Además contiene fitonutrientes: lignanos, isoflavonas y saponinas que tienen beneficios para la salud muy variados. Estos fitonutrientes tienen propiedades anticancerígenas, antihipertensivas, antiulcerosas y antienvejecimiento. Los fitonutrientes que se encuentran en la yaca pueden prevenir la formación de células cancerosas en el cuerpo, disminuir la presión arterial, combatir las úlceras estomacales y retardar la degeneración de las células que hacen que la piel se vea joven. La yaca también contiene niacina que se conoce como vitamina B3 y es necesaria para el metabolismo energético, la función nerviosa y la síntesis de ciertas hormonas.

Contiene muchos carotenoides como el β-caroteno, que es un importante antioxidante para la salud humana. Los carotenoides pueden ser importantes para la prevención de varias enfermedades crónico-degenerativas, como el cáncer, la inflamación, las enfermedades cardiovasculares, las cataratas y la degeneración macular relacionada con la edad. Los carotenoides presentes en la yaca son; la transluteína (24% a 44%), el β-caroteno (24% a 30%), la neoxantina (4% a 19%), la 9-cis-neoxantina (4% a 9%) y la 9-cis-violaxantina (4% a 10%).

La yaca también contiene una buena cantidad de fibra dietética, componente fundamental para el correcto funcionamiento del aparato digestivo y encontrado únicamente en alimentos de origen vegetal. Algunos de los beneficios del consumo de fibra son disminuir los niveles de glucosa y colesterol en la sangre, disminuir el riesgo de padecer enfermedades del corazón, reduce problemas de estreñimiento, evita riesgo de obesidad, cáncer de colon y recto, hernia hiatal, hemorroides y apendicitis, entre otras.

Por otro lado, las semillas por sus características se han utilizado en la medicina tradicional China como afrodisíaco natural. Son una fuente de nutrientes como el potasio, el calcio, el hierro y son una gran fuente de proteína. Todo esto puede ayudar a prevenir la eyaculación precoz, incrementar el libido y prevenir disfunción eréctil.

Además de todo esto, la yaca contiene los 9 aminoácidos esenciales incluyendo la lisina, que no es muy abundante en fuentes de proteína vegana, por lo que esta fruta puede considerarse una fuente de proteína completa. El cuerpo necesita proteína para construir músculos, reparar tejidos, producir encimas, hormonas y otros importantes procesos bioquímicos. Las proteínas de origen vegetal tienden a ser más bajas en calorías y grasas saturadas que afectan el corazón, son más fáciles de digerir y son libres de antibióticos y bacterias dañinas.